Rehabilitación de Edificios

La rehabilitación o reparación de un edificio es una obra compleja en la que se pretende devolver al edificio sus características técnicas para su uso.

Hoy en día lo habitual es que los daños en los edificios se detecten al realizar la Inspección Técnica del Edificio (ITE) o si los daños que presenta el mismo son muy visibles. Tal es el caso cuando se aprecian nuevas grietas o desprendimientos en alguna parte del mismo y que uno de los usuarios es quien da el aviso a los propietarios o directamente al ayuntamiento.

Una vez detectado el daño en el edificio, corresponde hacer una inspección técnica previa a la obra. Esta inspección es un encargo distinto al de la ITE. En ésta última se hace una visita con pocos medios técnicos y se visita la totalidad del edificio en busca de signos aparentes de algún daño.

En la visita técnica previa a la obra se define el alcance real de los trabajos necesarios para devolver al edificio a un estado de seguridad y habitabilidad. El informe posterior definirá lo que abarca el proyecto del arquitecto que dará las instrucciones al constructor de qué debe hacer durante la ejecución de la obra.

Es importante mencionar que será siempre el arquitecto quien decida qué debe hacerse y cómo debe hacerse. El constructor seguirá las instrucciones dadas en el proyecto y aprobadas por el ayuntamiento antes de dar la licencia de obra.

ATC es especialista en edificación y ha rehabilitado y reparado edificios en los que se mezclan las estructuras de madera y ladrillo con las de hormigón armado y metálicas. En general es muy recomendable que el arquitecto que se haga cargo de su edificio sea especialista en edificación, no en urbanismo, para que sepa cómo manejar las distintas implicaciones que provocan estas mezclas de tecnología en edificios antiguos.

Asegurar que las obras se hagan optimizando los recursos, plazos y evitando tener que hacer nuevas obras a futuro es lo que caracteriza a ATC. Cuando hay que hacer obras es mejor hacerlas bien resolviendo todos los problemas de una sola vez evitando las molestias y costes que implica cada apertura de obra.

Póngase en contacto con ATC en el 607 288 914 para contarnos cual es la situación del edificio y le explicaremos los pasos que hay que dar a partir de ahí para dejar el edificio en perfectas condiciones a la mayor brevedad y npor el coste que corresponde a lo que realmente hay que hacer. ATC no tiene ninguna alianza comercial con empresas constructoras por lo que trabaja siempre a mayor beneficio del cliente y su inmueble. Sólo esto es significa mejora de calidad en las soluciones y ahorro en su ejecución.

Contacta ahora con ATC en el 607 288 914 y obten el mejor consejo profesional. ¡PRIMERA CONSULTA GRATIS!

Envíanos un mensaje: